Iquique espera derribar los muros de la desconfianza y el odio

“Paz y reconciliación son mucho más que dos palabras vinculadas a la esencia de la convivencia humana, del amor, del respeto por el otro, entre generaciones, entre pueblos, entre comunidades distintas”, señala María Teresa Cabrera, jefa social provincial de Hogar de Cristo, sede de Iquique.

Cabrera publicó su reflexión en el portal del Hogar de Cristo y en ella da una bienvenida a Francisco a la ciudad de Iquique.
Indica en su artículo que “El Papa Francisco, representante de la paz, es quien viene a demostrarnos la existencia de estos valores presentes por décadas en la cultura tarapaqueña. Como el mismo señala ‘Hay que derribar los muros de la desconfianza y el odio, promoviendo una cultura de reconciliación y solidaridad’”.
En cuanto a la realidad local, María Tteresa, señala: “Iquique, perteneciente a la Región de Tarapacá, ha vivido este espacio de convivencia multicultural durante décadas, como parte de su vida cotidiana, ya que hasta nuestros días acoge a personas de distintas nacionalidades. Desde sus inicios, con las comunidades indígenas, con los changos, con la población peruana, boliviana y chilena en la época del salitre; con sus agrupaciones chinas, italianas, españolas a principios del siglo pasado, en el último tiempo con nueva población migrante latinoamericana en su mayoría, así como hindúes y pakistaníes del continente asiático. El Sumo Pontífice es la imagen viviente de nuestra historia, de una región que ha sabido, con todo lo que ello implica, intentar convivir en este espacio desde la Paz y Reconciliación”.
Finalmente, agrega: “La Fundación Hogar de Cristo se sostiene desde estas mismas premisas y se moviliza en la construcción de un país con más justicia, respeto y solidaridad, donde ‘el cariño no es recibir, es dar; llenar de sol la vida de los demás’, buscando oportunidades y disminuyendo la vulneración de los derechos humanos que conlleva la pobreza, trabajando en distintas instancias para promover un accionar de apoyo y trato equitativo. Para Iquique, la visita del Papa Francisco será un momento único y lleno de aprendizajes, que permitirá fortalecer aún más nuestra integración en un espacio geográfico específico de pampa, sol y mar, pero con un fuerte sincretismo cultural”.

Fuente: Hogar de Cristo.