Abrazo de justicia, paz y solidaridad a la cárcel de San Miguel

La Justicia y la Paz se abrazan (Salmo 84, 11)
Lo que hemos visto y oído…

La realidad carcelaria es de una indignidad que ya no es tolerable. La miseria y la violencia se dan cita en la cárcel, muchos lo sabemos, lo conocemos, lo hemos visto y oído.

Para el año 2014 había un 113% de hacinamiento a nivel nacional (CESC 2015). Entre los años 2011 y 2014 se registraron 588 internos fallecidos. El 2014, 46 internos murieron por riñas. El  21, 2% de los internos dice haber recibido maltrato físico por parte de los funcionarios y un 38,7% maltrato psicológico. (Genchi 2014)

Ante lo anterior queremos hacer un gesto de denuncia profética. Esto tiene que cambiar. Y un anuncio de solidaridad, justicia y paz. Queremos abrazar.

Acuérdense de los que están presos, como si ustedes estuvieran con ellos, y de los que son maltratados, como si estuvieran en su propio cuerpo (Hebreos 13,3)

¿En qué consiste?

Llamamos a reunirnos a un costado de la cárcel de San Miguel, para tener un espacio de conmemoración, un momento de encuentro, oración, canto y reflexión. El centro de la actividad será un abrazo a la cárcel. Nos tomaremos de las manos y  rodearemos la cárcel.

¿Por qué un abrazo?

El abrazo es símbolo de que yo te quiero, tú me importas, yo soy tu hermano. El abrazo simboliza amor, amistad, solidaridad y fraternidad.

En una cultura en que los privados de libertad son desechos sociales, en que no sólo viven marginados y excluidos, sino que son despreciados y sufren condiciones de vida indignas, nosotros queremos manifestarnos y decirle al país, que ellos y ellas nos importan. Queremos decir, aquí están hombres y mujeres presos(as) y son nuestros hermanos. Y que nuestro amor traspase muros, rejas y barrotes

No solo abrazamos a las personas que están dentro de la cárcel, sino denunciamos la injusticia estructural que encierra a pobres y que sostiene una sociedad de marginalidad, violencia, exclusión y desigualdad. El abrazo es un gesto de anuncio de una nueva sociedad, donde reine la justicia y la paz.

Es por eso que es un acto de incidencia pública, que pretende remover conciencias y ayudar en el cambio cultural para un país sin personas desechables.

¿Cómo?

Si bien decimos abrazar la justicia, ésta va acompañada de la paz. Queremos hacer un símbolo fundamentalmente pacífico y desde la no-violencia.

¿Cuándo?

El Domingo 27 de agosto a las 12:00 am, en honor del día de la solidaridad  y en memoria de Alberto Hurtado, un profeta de la justicia, paz y solidaridad

¿Dónde?

A un costado de la cárcel de san Miguel ubicada en la calle san Francisco #4756, San Miguel Santiago. Metro Lo vial

¿Quiénes convocan?